Pon algo de redundancia en tu farmacia

Un negocio bien llevado es un negocio austero. Un negocio en el que no hay despilfarro, gastos superfluos ni acumulación de productos excesiva. Pero esto no tiene nada que ver con lo que yo llamo “redundancia sana”.

Cuando hablo de redundancia no me refiero al stock de productos destinados a la venta. Nosotros intentamos mantener el stock óptimo para que no sobre nada y conseguir la máxima rentabilidad. Por ejemplo, siempre es mejor unificar líneas de productos para evitar tener varias cosas que sirvan para lo mismo. Se compra y se gestiona mejor.

Al género destinado a la venta hay que vigilarlo diariamente. Es nuestra obligación como gestores mantenerlo óptimo.

Sin embargo, Continuar leyendo “Pon algo de redundancia en tu farmacia”